17 de enero de 2019

SAHUMARÉ


Sahumaré tus brazos por debajo y por arriba para que tengas tus alas libres para volar. Sahumaré tus coronilla para limpiar las viejas memorias que te llevan a repetir lo mismo, y te conectes con bendiciones del mundo de arriba. Sahumaré tu frente para espantar los pensamientos que nublan tu visión, tus ojos para que puedas ver lo que aún no observas y tus oídos para que escuches el llamado de tu alma. Sahumaré tu garganta para soltar el nudo que no te deja hablar y conectar tu mente con tu corazón. Sahumaré tu corazón para espantar el miedo, para que se vaya bien lejos donde no te pueda hallar, y se abra a recibir el amor verdadero. Sahumaré tu plexo solar para que se apague el fuego del infierno que llevas dentro y puedas saborear el placer de la calma. Sahumaré con fuego tu bajo vientre para que se quemen los apegos, los amores que no fueron, los sueños que no nacieron y los hijos que no llegaron, para que se enciendan tus ganas de sentir, crear y empezar de nuevo. Sahumaré con fuerza tu sexo, que es la puerta de entrada para quitar la basura que recogiste de tanto intentar amarte y amar. Sahumaré tus pies para limpiar las huellas viejas y puedas dar pasos nuevos, abriré el camino con esta medicina para que el nuevo destino se manifieste ante ti. Voltéate y sahumaré así tu nuca allí donde se esconde lo que te acecha. Sahumaré tu espalda quitando el peso del pasado y la historia desempoderada que cargas y te pido que te des vuelta y pongas tus manos en forma de cuenco y sahumaré tus manos para quitarle el daño y las amarras que tengan y estén bendecidas para dar y recibir.
Fuente: GUARDIANES DEL FUEGO Y EL ARTE DE SAHUMAR.
            Marina jaguar jade

13 de enero de 2019

TRAUMA


Es esa fuerza invisible que nos mantiene apresurados, sin descanso, en la búsqueda de alguna meta intangible, aquello que nos mantiene atrapados en alguna actividad innecesaria. Adicción. Compulsiones. Lo que nos hace escapar hacia el pensamiento, lo que hace que el cuerpo se sienta poco seguro, lo que convierte al momento presente en un enemigo. Si desaceleramos, si paramos, si descansamos, si simplemente no hacemos nada, tendremos que entonces enfrentarnos a nosotros mismos. Tendremos que encontrarnos con sentimientos enterrados, toda la mierda de la que estuvimos huyendo, toda la oscuridad, la porquería, la basura, la soledad, el aburrimiento, el vacío. El trauma dice: “¡Corre!” El trauma dice: “¡La tranquilidad es peligrosa!” El trauma dice: “¡No descanses!” ¡Tenemos que comenzar probándonos a nosotros mismos que descansar es algo seguro! Es seguro estar en tranquilidad.  Es seguro estar sin hacer nada, solo por un momento, es seguro pensar los pensamientos y sentir los sentimientos…sin intentar “arreglar” el momento. Podemos comenzar, de a un paso por vez, a digerir las cosas sin digerir que llevamos dentro.  Quedarnos con la tristeza por un tiempo un poco más largo. Estar presentes con nuestra alegría, respirar en nuestra ansiedad en vez de huir de ella. Sentir curiosidad acerca de nuestra incomodidad en vez de distraernos con la comida, la bebida, la necesidad de limpiar, las drogas, el sexo, con irnos de compras, con internet, con pensar, hablar, con yoga, con la búsqueda, con el constante rumiar, con la práctica espiritual… Podemos comenzar a desafiar la historia central en el mismo corazón del trauma: la creencia de que el momento presente es poco seguro, de que el cuerpo está en nuestra contra, de que los sentimientos son peligrosos. De que la quietud es igual a estar muerto o a la destrucción. Que necesitamos “hacer” algo para ser valiosos, amados, estar a salvo, y ser completos.
Requiere coraje dejar de huir, requiere coraje acercarse a la tormenta, requiere de coraje hacer contacto con la oscuridad interna desde la luz infinita de nuestra atención curiosa. Requiere de coraje romper con la adicción al futuro y estar presentes aquí, ahora, y respirar, y no saber.
Fuente: Jeff Foster en español (Facebook)

4 de enero de 2019

LA VIDA TE ROMPE HASTA QUE SÓLO QUEDA EN TI AMOR.


La vida te desilusiona para que dejes de vivir de ilusiones y veas la realidad. La vida te destruye todo lo superfluo, hasta que queda solo lo importante. La vida no te deja en paz, para que dejes de pelearte, y aceptes todo lo que “Es". La vida te retira lo que tienes, hasta que dejas de quejarte y agradeces. La vida te envía personas conflictivas para que sanes y dejes de reflejar afuera lo que tienes adentro.
La vida deja que te caigas una y otra vez, hasta que te decides a aprender la lección. La vida te saca del camino y te presenta encrucijadas, hasta que dejas de querer controlar y fluyes como un río. La vida te pone enemigos en el camino, hasta que dejas de “reaccionar”. La vida te asusta y sobresalta todas las veces que sean necesarias, hasta que pierdes el miedo y recobras tu fe. 
La vida te quita el amor verdadero, no te lo concede ni permite, hasta que dejas de intentar comprarlo con baratijas. La vida te aleja de las personas que amas, hasta que comprendes que no somos este cuerpo, sino el alma que él contiene. La vida se ríe de ti tantas veces, hasta que dejas de tomarte todo tan en serio y te ríes de ti mismo. La vida te rompe y te quiebra en tantas partes como sean necesarias para que por allí penetre la luz. 
La vida te enfrenta con rebeldes, hasta que dejas de tratar de controlar. La vida te repite el mismo mensaje, incluso con gritos y bofetadas, hasta que por fin escuchas. La vida te envía rayos y tormentas, para que despiertes. La vida te humilla y derrota una y otra vez hasta que decides dejar morir tu EGO. La vida te niega los bienes y la grandeza hasta que dejas de querer bienes y grandeza y comienzas a servir. La vida te corta las alas y te poda las raíces, hasta que no necesitas ni alas ni raíces, sino solo desaparecer en las formas y volar desde el Ser. La vida te niega los milagros, hasta que comprendes que todo es un milagro. La vida te acorta el tiempo, para que te apures en aprender a vivir. La vida te ridiculiza hasta que te vuelves nada, hasta que te haces nadie, y así te conviertes en todo. 
La vida no te da lo que quieres, sino lo que necesitas para evolucionar. La vida te lastima, te hiere, te atormenta, hasta que dejas tus caprichos y berrinches y agradeces respirar. La vida te oculta los tesoros, hasta que emprendes el viaje, hasta que sales a buscarlos. La vida te niega a Dios, hasta que lo ves en todos y en todo. La vida te acorta, te poda, te quita, te rompe, te desilusiona, te agrieta, te rompe ... hasta que solo en ti queda Amor.
Bert Hellinger


29 de diciembre de 2018

EL FINAL DE UN AÑO

Cada final de año; inevitablemente (como en los cumpleaños) tendemos a pensar, y sentir demasiado. Debe ser que los finales, nos obligan a ver qué cosas hicimos bien, cuanto la pifiamos, y que nos quedó trancado como si fuera un hueso de pollo en el medio del pecho. El exceso de felicidad de las redes, los shopping y los Papá Noel, nos bambolea el mundo. Nos replanteamos si somos felices, si estamos donde queremos estar, o si una abducción extraterrestre sería el mejor plan para el 31. Por eso, hoy nos digo esto: No importa cuánto pan dulce haya en tu mesa, si estás tomando el mejor vino, o si pegaste uno berreta cortado con sprite. Que nadie te diga cómo tiene que ser tu mesa, ni tu amor. Que no te presionen las publicidades, y que si tenés ganas de quedarte solo y meditar está bien, estás haciendo lo que tenés ganas. A la larga tanta cosa instaurada lo único que hace es que los que están lejos, o solos sientan una presión inagotable en el pecho. Dejemos de usar fórmulas, no vivís en el polo norte, y clavarte un lechón con 40 grados no le hace bien a nadie. Abrazá, sí; abrazá... pero abrazá porque tenés ganas, y no porque estás obligado con gente que ves una vez al año. Sostené el pecho a las 00:00, y alejate un toque del ruido para escucharte, pá llorar si quedó algo trancado, no finjas sonrisas si tenés dolor guardado. No todos tienen la suerte de tener la familia... abrí los ganchos, y fijate; que por ahí alguien puede ser feliz si lo invitas a pasar con vos. No importa si comes 12 uvas, o si das vuelta a la manzana con las valijas, importa que tengas fe. Al fin y al cabo la gente que pone fe incluso en las cosas más estúpidas, la está ejercitando, así que cerrá el culo y acompañala a tirar el balde, o a barrer la entrada. No importa si gastaste millonadas en fuegos artificiales, si cuando se van al cielo y vos te quedas ahí abajo, solo pensás en lo efímero de la felicidad. La plata no compra un corazón contento, así que mejor concentrate en curarte el alma y escucharte. Las cosas que SI valen no tienen etiqueta, ni dicen SALE. El 31 rompe moldes, crea tus propias reglas, abrazá, celebrate, amá y soltá. Así el 2019 llega con espacio.
Soledad Voulgaris

18 de noviembre de 2018

CURARSE PRIMERO.


"Uno tiene que curarse primero. Te andan obligando a disfrutar el momento, a soltar lo que te hace mal, a dejarte fluir con las circunstancias y a entregarle todo al Universo para que suceda lo que convenga. Uno primero tiene que curarse. Dejen de mentirle a la gente rota que todos sabemos que a nadie deja de sangrarle la herida por poner las patas en el agua y acariciar al perro mientras se les agradece la existencia a las tostadas que comemos todas las mañanas. La gente pide magia para que no duela y entonces se lo cree, y después los ves por ahí sintiendo culpa por no tener los huevos necesarios para salir a bailar y reírse a carcajadas mientras acaba de enterrar en el medio del pecho al amor de su vida. Terminenla. La gente rota guarda pedazos de vida que necesita sanar. Necesitan abrazos que se acomoden como mantas capaces de apretarles bien los cuerpos hasta que dejen de supurar. Tienen que dejar de supurar. Tienen que sanar. Están lastimados, no son boludos. No necesitan escuchar lo que hace rato están tratando de hacer y no pueden. A veces no se puede viejo, no se puede. Es que la vida a veces duele. Duele. Las pérdidas, los desengaños, los desencuentros, los abandonos, las decepciones, los sueños frustrados, las promesas incumplidas... Duele. Todo eso duele. Entonces antes de meter las patas en el agua y sacarse una selfie acariciando al perro, tienen que sanar. Y para sanar hay que saber frenar. Mirar lo que nos sacudió el cuerpo y el bocho y frenar. Frenar para ver, para entender, para reconstruir y también muchas veces para terminar de destruir. Cortenla con esas boludeces de que el que no se anima no es valiente, agitando esa pseudo libertad que se supone hay que poner en marcha porque mañana puede ser que se termine el cuento. Dejen de molestar a la gente que está haciendo su duelo, que se está encontrando con su pena con su soledad y sus vacíos. Respeten. No sean mentirosos. Todos sabemos que a veces simplemente no se puede. No se puede. Esa gente se está sanando. Se está enfrentando a sus fantasmas y a sus tormentas porque para poder salir a bailar con la música a todo lo que da, primero hay que saber curarse. Eso es la vida. Asumirlo es el paso necesario para poder pararse cuando se pueda y como se pueda. No apuren a la gente. Dejen que se curen, carajo, Y después quizá sí. Con menos dolor, con la herida ya sanada y con el cuerpo más liviano, que pongan las patas donde las quieran poner , que cumplan esa cuenta pendiente por hacer, que llamen a quien tengan que llamar, perdonar a quien no pudieron perdonar y que si se les canta el culo le agradezcan al Universo y a las tostadas por todo lo que les da. Pero dejen que la gente se sane. Dejen que se curen, carajo" 
Lorena Pronsky.

26 de septiembre de 2018

EL FIN DE LA ERA DE LOS GURÚES.


La era de los gurús y los discípulos está terminando. El tiempo de la revelación espiritual de segunda mano está llegando a su fin. Una nueva era de relación democrática maestro-estudiante está naciendo: en la que todos somos maestros y todos somos estudiantes, y todos somos expresiones del Uno, y todos tenemos acceso directo a lo Divino, y ningún gurú tiene la Respuesta final, y todos somos libres para hacer preguntas. Yo no tengo ningún gurú, nunca he tenido uno; o más bien, la vida misma ha sido mi mayor gurú: el dolor ha sido mi gurú, la alegría ha sido mi gurú, el más profundo desamor ha sido mi gurú, cada relación ha sido mi gurú, cada muerte ha abierto aún más mi corazón y me ha enseñado y me ha salvado, cada momento me ha transmitido la enseñanza, cada decepción me ha acercado al suelo, más cerca de la paz, que es mi propia ausencia. El gurú no fue encontrado en un ashram en la India, o en libros antiguos; fue encontrado en TODO: en amigos, amantes, estudiantes, maestros, extraños, en mi gato. En un corazón roto, recuperándose. En una canción en la radio que de repente me quitó el aliento. En una oportunidad perdida. En una promesa, mantenida u olvidada.  Ustedes son parte de este juego divino, amigos. Este cielo en el que cada uno recibe exactamente lo que necesita; no siempre lo que se quiere, pero siempre lo que se necesita. Y todos ustedes están acogidos en los brazos del Amado, sin excepción. ¡Al diablo con todo! Llámenme gurú, llámenme no-gurú, o un fraude. Llámenme amigo, o un desastre narcisista. Ignoren mi canción por completo, sinceramente, no me importa. Los Amo, y Amo esta vida perfectamente abierta donde nuestras conclusiones estallan continuamente 
como estrellas moribundas.
Jeff Foster
Fuente: Facebook Jeff Foster en Español

26 de julio de 2018

LA NO DUALIDAD: EL FIN DE LA NUEVA ERA


Tu enojo, tus dudas, tus penas y miedos no están “equivocados”, o “mal” o son una señal de “involución”, tampoco corresponden a un nivel “vibracional bajo”, o “negativo”, o “no espiritual”. Todas estas palabras son etiquetas y juicios de la mente que el Corazón no conoce. Antes que todas estas capas conceptuales, los sentimientos solamente son energías solitarias y perdidas en nuestro interior, anhelando calidez, aceptación, empatía, oxígeno y nuestra atención curiosa. El miedo NO es lo opuesto al amor, así como una ola no es lo “opuesto” al océano. El miedo es una expresión completa de consciencia, del mismo océano de consciencia que danza al igual que la dicha, la alegría y el asombro. El miedo es una forma de amor contraída, tensa y densa, pero no su “opuesto”. Este entendimiento no dual te cambiará la vida, y comenzará a poner fin a todas las oposiciones y violencia interna. Tú no “atraes” el abuso, la pérdida, o la desgracia por tener una “frecuencia vibracional” defectuosa. Tú no manifestaste tu cáncer, tu infección o una fractura a través de tus deseos. Estos son conceptos de historias antiguas cargadas de culpa, de una relación de víctima-vergüenza, y francamente narcisistas, basados en un entendimiento dualista. Ya no necesitamos más estos mitos y mentiras de la Nueva Era. Permitámonos voltear en cambio hacia la realidad, y darle la bienvenida a todos los sentimientos, incluso hasta los más “oscuros”, tomándolos como nuestros queridos niños internos, como las olas del Corazón, expresiones extraordinarias de lo Divino.
Jeff Foster
Fuente: Facebook Jeff Foster en español

8 de julio de 2018

LA BUENA MADRE ES AQUELLA QUE SE VA VOLVIENDO INNECESARIA..."


La buena Madre es aquella que se va volviendo innecesaria con el paso del tiempo. Ha llegado la hora de reprimir el impulso natural materno de querer colocar el pichón debajo del ala, protegido de todos los errores, tristezas y peligros. Es una ardua batalla, lo confieso. Cuando empiezo a debilitarme en la lucha para controlar la supermadre que todas tenemos dentro, me acuerdo de la frase del título. "LA BUENA MADRE ES AQUELLA QUE SE VA VOLVIENDO INNECESARIA..." Si realicé mi labor de madre correctamente, tengo que volverme innecesaria. Y antes que alguna madre me acuse de desamor, explico qué es lo que significa eso: ser "innecesaria" es no dejar que el amor incondicional de madre, que siempre existirá, provoque vicio y dependencia en los hijos, como si fuera una droga, a tal punto, de que ellos no sean capaces de poder ser autónomos, confiantes e independientes. Deben estar prontos para trazar su rumbo, hacer sus elecciones, superar sus frustraciones y cometer sus propios errores también. Con cada fase de la vida, una nueva pérdida es un nuevo logro; para las dos partes: madre e hijo. El amor es un proceso de liberación permanente, y ese vínculo no deja de transformarse a lo largo de la vida. Hasta el día en que los hijos se vuelven adultos, constituyen su propia familia y recomienzan el ciclo. Lo que ellos necesitan es tener la seguridad de que estaremos con ellos, firmes, en el acuerdo o en la divergencia, en el triunfo o en el fracaso, prontas para el mimo, el abrazo apretado, y el consuelo en los momentos difíciles. Los padres y las madres, solidariamente, crían a sus hijos para que sean libres y no esclavos de nuestros propios miedos. Es ese el mayor desafío y la principal misión.
Cuando aprendemos a ser "innecesarios", nos transformamos en un puerto seguro donde ellos puedan atracar.
"A quien ames dale: alas para volar, raíces para volver y motivos para quedarse”. Hagamos hijos independientes y seguros de sí mismos para que vivan una vida plena y honrada. “CUANDO UNA MADRE AMA DE VERDAD EDUCA A SUS HIJOS PARA APRENDER A VOLAR”.


EL CORAJE DE REUNIRNOS EN EL FUEGO.


Te escuchare profundamente, sí, pero nunca intentaré corregirte, salvarte, recomponerte, evitar que sientas lo que estás sintiendo o darte respuestas usadas, memorizadas. Nunca fingiré ser ‘el que sabe’, ‘el iluminado’, ‘el gurú’ o un extraño misionero con una verdad conceptual eliminada del tiempo real, inmediato. No consentiré o alimentaré tus historias, conclusiones y proyecciones; no me vincularé con tu drama, no te confundiré con mi propia idea sobre ti, con mi sueño de quien eres. Pero amigo, te hablaré con la verdad, aún si ella te produce un gran dolor. No salvaré nuestro amor de la verdad. Te encontraré en el fuego del infierno. Allí te tomare de la mano. Caminaré contigo tan lejos como pueda caminar contigo en este momento, y te bendeciré cuando nos separemos. Porque en el más profundo vacío de nuestra experiencia somos íntimamente independientes y no podremos fingir lo contrario. El amor no es un sueño, no es ni siquiera una promesa, el amor es la disposición para destruir lo falso, el coraje de reunirnos en el fuego.
Jeff Foster
Fuente: Jeff Foster en español

1 de marzo de 2018

EL AMOR HACIA NUESTRA MADRE TAL COMO ES.

Una de las grandes dificultades que enfrentamos es que nuestras expectativas respecto a nuestra madre van mucho más allá de lo que una mujer común puede dar. A menudo, ella, nuestra madre, tenía que ser aún mejor que Dios. ¡Ay de ella! Si no es como Dios, entonces le hacemos reproches. ¿Qué puede hacer ella entonces? Es una gran injusticia la que le hacemos. Cuando yo me di cuenta de ello, le escribí una carta a mi madre. Hace mucho que ella falleció, pero le escribí una carta. La carta a mi madre decía aproximadamente esto: 

Querida Mamá:
Tú eres una mujer común como millones de otras mujeres.
Te amo como a una mujer común. Solamente por haber sido una mujer común, has amado a mi padre y también él es totalmente común. Así es como se juntaron: como hombre y mujer. Se amaron como hombre y mujer, acto totalmente normal y común. Como millones de otras mujeres y hombres. De su amor surgí yo. Soy un fruto de su amor, un amor totalmente común, así como hombre y mujer que se aman. Luego me estuvieron esperando con esperanza y también con temor, pensando en que todo resultara con bien. Entonces me diste a luz con dolores, así como otras mujeres dan a luz a sus hijos, acto totalmente normal y común; así es como la naturaleza lo ha determinado. Entonces estaba ahí. Ustedes me miraron y se sorprendieron: " ¿Es ésta nuestra criatura?", pensaron. Se miraron a los ojos y dijeron: " Sí, es nuestra criatura y nosotros somos sus padres".
Me dieron un nombre, con el cual soy llamado. Me dieron su nombre y le comunicaron a todas las personas: " Esta es nuestra criatura y nos pertenece". Sí, y entonces me cuidaron a lo largo de muchos años. Siempre se preocuparon de mi bienestar y de lo que quizá necesitaría. Así estuvieron presentes para mí y como millones de otros padres también estuvieron presentes para sus hijos, de forma totalmente común. Por haber sido tan comunes, también cometieron errores y hubo cosas que me dolieron. Pero sólo porque han cometido faltas, yo pude crecer y me pude hacer como ustedes. Les agradezco que fueran tan comunes. Así los amo, exactamente como fueron. Así fueron buenos para mí.
Querida mamá, aún tengo que decirte algo importante. Te libero de todas mis expectativas. Que vayan todas más allá de lo que se pueda exigir a una mujer común. Nadie ha hecho más por mí que tú. Es mucho más de lo que fue necesario. Así te amo, totalmente común, como eres, querida mamá.
Bert Hellinger

Pd: Aplica también para los PADRES.



22 de enero de 2018

CONSEJOS PARA LA MUJER FUERTE.

Si eres una mujer fuerte protégete de las alimañas que querrán
almorzar tu corazón. Ellas usan todos los disfraces de los carnavales de la tierra: se visten como culpas, como oportunidades, como precios que hay que pagar. Te hurgan el alma; meten el barreno de sus miradas o sus llantos hasta lo más profundo del magma de tu esencia no para alumbrarse con tu fuego sino para apagar la pasión, la erudición de tus fantasías.
Si eres una mujer fuerte tienes que saber que el aire que te nutre acarrea también parásitos, moscardones, menudos insectos que buscarán alojarse en tu sangre y nutrirse de cuanto es sólido y grande en ti.
No pierdas la compasión, pero témele a cuanto conduzca a negarte la palabra, a esconder quién eres, lo que te obligue a ablandarte y te prometa un reino terrestre a cambio de la sonrisa complaciente.
Si eres una mujer fuerte prepárate para la batalla: aprende a estar sola, a dormir en la más absoluta oscuridad sin miedo, a que nadie te tire sogas cuando ruja la tormenta, a nadar contra corriente.
Entrénate en los oficios de la reflexión y el intelecto. Lee, hazte el amor a ti misma, construye tu castillo, rodéalo de fosos profundos pero hazle anchas puertas y ventanas.
Es menester que cultives enormes amistades, que quienes te rodean y quieran sepan lo que eres, que te hagas un círculo de hogueras y enciendas en el centro de tu habitación, una estufa siempre ardiente donde se mantenga el hervor de tus sueños.
Si eres una mujer fuerte protégete con palabras y árboles e invoca la memoria de mujeres antiguas. Haz de saber que eres un campo magnético hacia el que viajarán aullando los clavos herrumbrados y el óxido mortal de todos los naufragios. Ampara, pero ampárate primero. Guarda las distancias. Constrúyete. Cuídate. Atesora tu poder, defiéndelo. Hazlo por ti. Te lo pido en nombre de todas nosotras.
Gioconda Belli

16 de enero de 2018

HONRA LO QUE ESTÁ VIVO EN TI.

Cuando estés llorando amigo/a olvida que estás llorando,  sólo deja que las lágrimas fluyan. Cuando estés riendo, olvida el motivo de la risa, y ríe de todos modos. Cuando estés enojado, sólo por un momento olvida aquello que te hizo enojar, y honra, —incluso celebra— las sensaciones puras, quemando, pulsando en tu cuerpo. Acércate más, quédate presente, honra lo que está vivo en ti. Permite que esas energías poderosas se muevan sin una historia, sin culpa, sin juicio, sin resistencia (Incluso permite la resistencia también, si eso es lo que está vivo en ti.) Conócete a ti mismo como vida, el espacio incondicional para todo.

Jeff Foster
Fuente: Facebook - Jeff Foster en Español

14 de enero de 2018

HAY QUE CURARSE PRIMERO.

Uno tiene que curarse primero. Te andan obligando a disfrutar el momento, a soltar lo que te hace mal, a dejarte fluir con las circunstancias y a entregarle todo al Universo para que suceda lo que convenga. Uno primero tiene que curarse. Dejen de mentirle a la gente rota que todos sabemos que a nadie deja de sangrarle la herida por poner las patas en el agua y acariciar al perro mientras se les agradece la existencia a las tostadas que comemos todas las mañanas. La gente pide magia para que no duela y entonces se lo cree, y después los ves por ahí sintiendo culpa por no tener los huevos necesarios para salir a bailar y reírse a carcajadas mientras acaba de enterrar en el medio del pecho al amor de su vida. Termínenla. La gente rota guarda pedazos de vida que necesita sanar. Necesitan abrazos que se acomoden como mantas capaces de apretarles bien los cuerpos hasta que dejen de supurar. Tienen que dejar de supurar. Tienen que sanar. Están lastimados, no son boludos. No necesitan escuchar lo que hace rato están tratando de hacer y no pueden. A veces no se puede viejo, no se puede. Es que la vida a veces duele. Duele. Las pérdidas, los desengaños, los desencuentros, los abandonos, las decepciones, los sueños frustrados, las promesas incumplidas... Duele. Todo eso duele. Entonces antes de meter las patas en el agua y sacarse una selfie acariciando al perro, tienen que sanar. Y para sanar hay que saber frenar. Mirar lo que nos sacudió el cuerpo y el bocho y frenar. Frenar para ver, para entender, para reconstruir y también muchas veces para terminar de destruir. Cortenla con esas boludeces de que el que no se anima no es valiente, agitando esa pseudo libertad que se supone hay que poner en marcha porque mañana puede ser que se termine el cuento. Dejen de molestar a la gente que está haciendo su duelo, que se está encontrando con su pena con su soledad y sus vacíos. Respeten. No sean mentirosos. Todos sabemos que a veces simplemente no se puede. No se puede. Esa gente se está sanando. Se está enfrentando a sus fantasmas y a sus tormentas porque para poder salir a bailar con la música a todo lo que da, primero hay que saber curarse. Eso es la vida. Asumirlo es el paso necesario para poder pararse cuando se pueda y como se pueda. No apuren a la gente. Dejen que se curen, carajo, Y después quizá sí. Con menos dolor, con la herida ya sanada y con el cuerpo más liviano, que pongan las patas donde las quieran poner , que cumplan esa cuenta pendiente por hacer, que llamen a quien tengan que llamar, perdonar a quien no pudieron perdonar y que si se les canta el culo le agradezcan al Universo y a las tostadas por todo lo que les da. Pero dejen que la gente se sane. Dejen que se curen, carajo.

Lorena Pronsky

1 de enero de 2018

CARTA RADIÓNICA NUMEROLÓGICA.

Es un completo estudio numerológico a través del cual se puede evaluar si la energía que define la personalidad de un individuo, armoniza con su misión de vida y con sus otros sub-aprendizajes. En realidad una Carta Radiónica Numerológica es el estudio de un perfil personal que abarca, de manera muy práctica y con visión de conjunto, todos los detalles que una persona necesitaría, los múltiples aspectos de su personalidad, su potencial general, su salud, la vocación profesional, las posibilidades y experiencias que le vaticina su destino, así como el conocimiento adelantado de las oportunidades que podrían depararle las tendencias de sus ciclos personales de vida.

Bajo un enfoque radiónico agradable, la persona encontrará en dicho estudio, benéficos consejos relacionados con el crecimiento energético que le servirán como guía específica para aumentar su potencial, alcanzar sus metas y por ende, incrementar la calidad de su vida.

VIVIANA MAZUERA P.
Terapeuta personal y empresarial
Especialista en Numerología Tántrica 
y Medicina Vibracional (Radiónica)

Información sobre consultas personalizadas:
Medvibracional8@gmail.com

NÚMERO 11 - AÑO NUMEROLÓGICO DE LA TIERRA 2018

Así como cada uno de nosotros, según nuestra fecha exacta de nacimiento tenemos un año personal numerológico, así mismo la tierra tiene uno, cuyas vibraciones nos acompañan desde el 1 de enero  hasta el 31 de diciembre y nos afectan a todos, no tan directamente como nuestro año personal específico (a menos que también sea un número 11), pero todos los otros números lo deben tener en cuenta porque quieran o no, van a estar influenciados por algunas de las características de esta vibración,  conocer la vibración 11 les ayudará a armonizarse, sincronizarse  y tener la sabiduría de integrarla amorosamente a su cotidianidad.

Vibración 11 = Incambiable, Transmutación y transformación, apertura de consciencia y enseñanza. Sabiduría, paz interior, conocimiento de leyes universales. Gurú. Protección. Todos los números maestros son sinónimos de luz interior y simbolizan las mejores cualidades del número base. El 11 es una vibración que trasciende los límites de la mentalidad y el comportamiento humano. Es un reto que exige niveles de conducta muy elevada y severa que no les permite olvidar que ante todo y sobre todo se deben a los demás. Bajo la vibración 11 se debe tratar de mantener actitud de calma y aceptación pase lo que pase. Consiste en ser inspiración de los demás para generar en ellos una verdadera transformación espiritual. Capacidad inventiva y habilidad para desarrollar nuevas formas de pensamiento. Puede hacerlo como docente, filósofo, inventor, psicólogo o líder espiritual o religioso, transmitiendo lo que capta en su espíritu. De no lograrlo, puede desarrollar su misión como el número 2.
El año 11 te obliga a hacer una profunda introspección sobre cómo se ha desarrollado tu vida hasta este momento. Tendrás la necesidad de buscar un camino diferente ya sea profesional o espiritualmente. Sentirás que las ideas y pensamientos fluyen constantemente por tu cabeza, en ocasiones hasta el punto de inquietarte o agobiarte, esto pasa porque la energía del año 11 te está empujando a tomar decisiones.
Es tu momento de evolucionar, de dar el siguiente paso y transmitir a los demás tu sabiduría interior, los cuestionamientos personales estarán presentes en muchos momentos de tu año, ahora la vida te empuja no solo a darles respuesta a todos tus interrogantes, sino también a concretar acciones para enfrentarlos y crecer como persona.
Este ciclo está lleno de inspiración, aprovecha esta vibración para crear tu propio método ya que ahora las cosas se darán en gran escala. Deberás estar preparado para contraer mayores responsabilidades y consciencia de tus acciones, la vibración maestra del año 11, hace posible la realización de tus ideales sobre todo cuando se impulsan ideas de beneficio social e interés comunitario, es tu momento de hacer cosas que trasciendan.
La clave para transitar de forma positiva este año será tratar de encontrar el aprendizaje que nos aporta cada situación, sin rebelarnos ante aquellas cosas que no podemos modificar, sino más bien tomando una actitud más elevada frente a las mismas. Toda disciplina de aprendizaje o enseñanza tradicional, metafísica o espiritual nos ayudará a lograrlo. Es el momento de encontrarte con tu verdadero Ser Interno y de integrarlo plenamente a tu vida en total consciencia. Es tiempo para florecerte interiormente, para alcanzar la iluminación y la realización a nivel espiritual.
Es un año benéfico para las artes en general, el trabajo espiritual o de ayuda a los demás, el interés en grupos con metas sociales, la enseñanza y escritura de tus ideas, para formalizar negocios o grandes contratos y cualquier tema relacionado a lo espiritual y metafísico.
En un año 11, la vida te prepara una de las más grandes lecciones de tu ciclo, así que busca el ¿para qué? de los acontecimientos que estás viviendo, encuentra el significado y resuélvelo de la mejor manera, el hacerlo de forma correcta te llevara más allá de tus fronteras, este es un año para trascender y evolucionar.

CLAVES PARA TRANSITAR EL AÑO 11:
Año para tomar decisiones importantes y hacer cambios profesionales y personales. Gran oportunidad de compartir tus ideas, conocimientos y habilidades con otros. Tiempo en el cual tus palabras e ideas inspiran e impresionan, se concretaran en cualquier proyecto que elijas, prepárate para aterrizar este año 11 todo lo que traes en la cabeza. Momento en la vida en la que te verás forzado a tomar decisiones, analiza y reflexiona muy bien las cosas antes de hacerlo.

Recuerden: 

"Yo soy la intuición despierta en mí que me eleva y transforma. Yo soy mi expansión infinita." 


19 de septiembre de 2017

¿QUIÉN ERES SIN TU HISTORIA ESPIRITUAL?

Por favor, no me hables de ‘Consciencia Pura’ o de ‘Vivir en lo Absoluto’. Quiero ver cómo tratas a tu pareja, a tus hijos, a tus padres, a tu preciado cuerpo. Por favor, no me des sermones de ‘la ilusión del yo separado’ o cómo lograr felicidad en solo 7 días. Quiero sentir un calor genuino que irradie de tu corazón. Quiero escuchar lo bien que escuchas, cómo te abres a la información que no se ajusta a tu filosofía personal. Quiero ver cómo tratas a quienes no están de acuerdo contigo. No me digas lo despierto que estás, lo libre que estás del ego. Quiero conocerte por debajo de las palabras. Quiero saber cómo eres cuando te encuentras en problemas. Si puedes admitir tu dolor plenamente sin pretender ser invulnerable. Si puedes sentir tu ira sin dar paso a la violencia. Si puedes permitir la entrada a tu dolor sin volverte su esclavo. Si puedes sentir tu vergüenza sin humillar a los demás: Si puedes fastidiarlo todo, y admitirlo. Si puedes decir ‘lo siento’, desde tu corazón. Si puedes ser plenamente humano en tu gloriosa divinidad. No me hables de tu espiritualidad, amigo. Realmente no estoy tan interesado. Solo quiero conocerte a TI. Conocer tu misterioso corazón. Conocer al hermoso humano que lucha por la luz. Antes de ‘la persona iluminada’. Antes de cualquier palabra ingeniosa.
Jeff Foster
Fuente: Facebook = Jeff Foster en español

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...