29 de noviembre de 2015

OPTIMISMO INTELIGENTE: FELIZ A PESAR DE TODO.

El divulgador científico y economista Eduard Punset, sintetiza  las claves del optimismo en tres puntos fundamentales que, según él, atraen la verdadera felicidad. Estos son: la esperanza de vida, la medicina personalizada y el conocimiento de las emociones. Sin embargo, estas son las claves de un optimismo que, en una situación crítica, se puede desmoronar ante  la voluntad y la salud mental debilitada de cualquier persona. Si esto es así, ¿quedan pocas esperanzas para ser feliz a pesar de todo? De ninguna manera, si te atreves a conocer y poner en práctica las claves del optimismo inteligente, la felicidad aparecerá.
“Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad, un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad.” Winston Churchill-
Pero, ¿qué es eso de optimismo inteligente?
No son pocas las personas que aún piensan que el optimismo está vinculado a la ignorancia o a “la negación de la realidad”, mientras que el pesimismo se relaciona con la “iluminación mental”. Estas afirmaciones sostienen  un tipo de optimismo que se centra en ser feliz por ser feliz, cerrando los ojos ante la realidad con el propósito de no ser dañado. De esta clase de optimismo se puede asegurar que están los gabinetes psicológicos repletos, de personas que, desconociendo su entorno y a sí mismas, en una mala época descubren que se han estado engañando durante años y que, para su sorpresa, ni ellas mismas ni sus seres cercanos o situación social y económica eran lo que se pensaban. Esto no tiene nada que ver con el verdadero optimismo. El optimismo inteligente surge a partir de la denominada psicología positiva, una tendencia muy actual que ha encontrado un enfoque diferente en el tratamiento psicológico, centrando sus esfuerzos en el estudio de los elementos de la salud mental en vez de concentrarse en la enfermedad, como ha sido común en psicología. Así, el optimismo inteligente es mirar más allá de lo negativo y poder convertir la situación que se nos presenta en una posibilidad para avanzar. Ser optimistas de manera inteligente significa que nos centramos en las soluciones en lugar de las dificultades y no, no es pasar de lo negativo, sino utilizarlo para crecer.
María Dolores Avía, Catedrática de Psicología de la Personalidad de la Universidad Complutense de Madrid y escritora del libro “Optimismo Inteligente”, ha sentado precedente sobre su importancia en el desarrollo del individuo. Cuatro mandamientos para que seas feliz a pesar de todo. Podemos ser felices a pesar de las circunstancias que nos rodean, pero para ello lo más importante es querer serlo y empezar a cultivar esa actitud. Estos consejos te ayudaran:
Abre los ojos. Todos recordamos la famosa película homónima que retrataba una autoimagen distorsionada así como una imagen subjetiva con respecto al entorno. Justamente esto es lo que quién practique el optimismo inteligente debe evitar: mantener sus ojos cerrados a la propia realidad y a lo que ocurre alrededor. Los prejuicios, el miedo y el acomodamiento son los peores enemigos del autoconocimiento.
Alimenta la mente y el cuerpo. No se puede ser feliz a pesar de todo si pesa más la apatía, el carácter autodestructivo (rencor, nostalgia, culpa, melancolía…) y la desesperanza. No hay una fe mayor que la que procede de la fuerza de voluntad de alcanzar un objetivo. Si alimentas la mente y el cuerpo con nuevos objetivos, nunca dejarás de ser optimista. “Cultiva los pequeños placeres”. Directamente desde la película de Jean Pierre Jeunet y Marc Caro, Amelie, esta frase es la síntesis del optimismo inteligente. En ocasiones, estamos tan ocupados con llevar a cabo grandes empresas que nos olvidamos de ese día a día, de esos pequeños placeres cotidianos que realmente dan sentido a nuestra vida entera.
Lucha. Frases como “yo ya lo he hecho”, “ya soy demasiado mayor” no sirven. La vida es luchar y, curiosamente, la misma batalla, querer crecer, aprender, crear y derribar muros son una garantía contra la enfermedad. ¡Mientras estés vivo, siéntete vivo!
Fuente: https://lamenteesmaravillosa.com/


15 de noviembre de 2015

MANTÉN TU VISTA EN EL OBJETIVO REAL.

Las Verdaderas Nuevas Más Allá del Terror. La sangre fluye por las calles de París. De nuevo. Gente matando gente en nombre de dioses e ideologías. Tortura, violación, asesinato, impactantes violaciones a los derechos humanos. En todo el mundo. Simplemente un día más en este antiguo planeta. ¿Acaso llegó el momento de darnos por vencidos?
¿Será éste el momento de cantar con más fuerza nuestras canciones de amargura, derrota y rabia desenfrenada? ¿Es el mundo un error insensato, una aberración de la consciencia, una pérdida de tiempo para todos? ¿Al final del camino, la filosofía nihilista estaba en lo correcto?
Cuando nos enfrentamos a noticias como éstas a menudo podemos sentirnos tan impotentes, tan decepcionados, tan asustados, tan inseguros; como si estuviéramos viviendo en un mundo que se ha vuelto loco, desquiciado, fuera de control. Todo parece como una pesadilla, como si una especie de fuerza oscura o maligna estuviera asumiendo el control. Algunos comienzan a hablar de la llegada del Apocalipsis. Ciertamente, se puede sentir como el fin del mundo de cuento de hadas en el que algún día creímos.
En medio de la devastación buscamos respuestas, causas, algo o alguien a quien culpar, una forma de dispersar nuestra tensión, una salida para toda esa rabia, dolor y confusión, un escape de esa energía de vida no procesada. ¿Culpamos a los asesinos? ¿A sus padres? ¿A la sociedad en general? ¿Al cerebro humano? ¿A la comida que consumimos? ¿A los químicos? ¿A las estrellas? ¿A nuestros gobiernos? ¿A las religiones? ¿Cosificamos a los asesinos como enfermos, retorcidos, locos, malditos? ¿Nos ponemos en guerra con ellos como lo han hecho ellos con nosotros, deseando más muerte y destrucción sobre ellos y sobre sus hijos, sus madres, sus amantes? ¿Nos adentramos en la milenaria historia del bien contra el mal, de nosotros contra ellos? ¿Consolidamos aún más nuestra identificación con un irreflexivo sentido del yo construido por la mente? ¿Acentuamos las divisiones?
En nombre de la paz, ¿nos convertimos a nosotros mismos en terroristas?
¿Maldecimos a Dios y al universo, y deseamos nunca haber nacido? ¿Tratamos de adormecernos a nosotros mismos, distraernos de esas noticias, con alcohol, drogas, sexo, trabajo, compras, comodidades mundanas? ¿Desestimamos los horrores, retiramos nuestros corazones de los corazones de nuestros hermanos y hermanas en otras regiones del planeta, le damos la espalda a su triste situación, murmurando para nosotros mismos, mientras leemos el periódico en la mañana, lo "fea" y "terrible" que está la situación, sin hacer nada para generar un cambio y una sanación real?
¿Nos encargamos de difundir el problema, pero nos damos por vencidos cuando se trata de ser parte de la solución?
¿Acudimos a maestros espirituales para que nos consuelen con una charla sobre la naturaleza ilusoria de la vida y la irrealidad de la que todos somos testigos? ¿Regurgitamos frases vacías como 'nada importa', 'todo es un inocente juego de maya,' y 'de cualquier forma, nadie tiene elección'? ¿Calificamos lo que vemos como 'irreal' o 'ilusión' para alejarnos del dolor de tener que confrontar todo el lío y la aparente falta de control de esta manifestación relativa e impermanente? ¿Pretendemos que los acontecimientos del mundo no tienen nada que ver con nosotros, que todo es independiente y que somos personas separadas? ¿Caemos en el solipsismo? ¿En la anarquía? ¿Cerramos nuestros corazones con más fuerza, construimos nuestros muros aún más altos y vivimos en un estado protegido, impregnado de miedo? ¿Rechazamos este mundo y soñamos con una perfecta vida después de la vida?
¿Utilizamos la 'realidad' de las noticias como una excusa para darnos por vencidos, para cerrarnos, para olvidar lo que realmente somos? ¿Dejamos que los 'terroristas' ganen abandonando nuestro camino y viviendo una vida de terror nosotros mismos, y aterrorizamos a otros que etiquetamos como 'malos'? ¿Nos sumamos a los problemas que vemos?
¿O utilizamos la aparición de los problemas para vernos más profundamente a nosotros mismos y a la forma en que vivimos y como tratamos a los demás? ¿Vemos la locura como un llamado a la claridad? ¿A la violencia como una invitación al amor? ¿Al dolor como un llamado a la compasión? ¿Al terror como una invitación a recordar y expresar con más profundidad y con más convicción la infinita inteligencia que somos?
¿Justificamos las matanzas? Absolutamente no. ¿Sentimos el dolor de las víctimas, y la de sus seres queridos? Por supuesto que sí, porque no estamos separados. ¿Haríamos todo lo posible para evitar que este tipo de cosas ocurran de nuevo? Absolutamente. ¿Trabajamos por la justicia? Sí. ¿Nos sentamos tranquilamente y simplemente 'aceptamos'? Si aceptar significa indiferencia y pasividad y soportar, no. Si significa alinearnos profundamente con la vida, sabiendo que el cambio inteligente y la sanación siempre surgen del hecho de sumergirnos en el misterio del momento, entonces, sí. La verdadera aceptación y el cambio creativo son amantes.
En Medio Oriente, un judío donó uno de sus riñones a una Palestina enferma, salvando su valiosa vida. En la India hay una mujer que alimenta y baña a los leprosos porque se ha dado cuenta que todos somos expresiones de una misma consciencia y le alegra mucho vivir así, a pesar de lo que los demás digan de ella. En San Francisco, un hijo toma la mano de su anciano padre y de repente se da el perdón, como por arte de magia; en una forma inesperada, el peso de la violencia y el resentimiento de toda una vida se desvanecen, como si nunca hubiera pasado nada.
¿Qué 'nuevas' les estamos enseñando a nuestros hijos? ¿Les estamos enseñando que han nacido en un mundo esencialmente malo, enfermo y lleno de miedo, y que deben vivir con temor y odio? ¿Les estamos enseñando que la violencia es inevitable y que ya viene 'incluida' en su naturaleza? ¿O les estamos enseñando que todo el crimen y la tortura que vemos en las noticias diarias surgen del olvido de lo que somos, de una falsa y equivocada creencia en la separación?
¿Cuáles son las verdaderas 'nuevas' de nuestros días?
¿Les estamos enseñando a renunciar a sus sueños porque hay gente mala allá fuera intentando detenerlos? ¿Los estamos enseñando a renunciar al amor y a la compasión, y al cambio y a la humanidad y a la alegría debido a todas esas 'nuevas'? ¿Les estamos enseñando a enfocarse en lo que está mal en el mundo, a aferrarse a lo 'negativo', a cantar canciones de derrota y desilusión? ¿Los estamos volviendo ciegos a lo 'negativo' enfocándolos solamente en lo 'positivo'? O los estamos enseñando a reconocer la violencia en el mundo, el dolor, pero estando conscientes de que todo eso es parte de una imagen infinitamente más grande, una imagen en donde todo está interconectado y todo es importante y todo está en equilibrio y nada está escrito sobre piedra?
No utilices las noticias como excusa para dejar de vivir tu verdad, ni por un solo instante. No creas, ni por un segundo, que hay una fuerza en el mundo llamada 'el mal' con algún tipo de poder que sea capaz de vencer a la vida.
El terror no puede ganar porque proviene de un craso malentendido acerca de nuestra naturaleza. Solamente nos estamos lastimando, nos estamos apuñalando a nosotros mismos, nos estamos defraudando y en el fondo lo sabemos y siempre lo hemos sabido. Una ola nunca puede separarse del océano, ni tampoco de ninguna otra ola, y más allá de nuestras diferencias de creencias y opinión, todos somos movimientos de la Única Vida, el verdadero Poder, más allá del 'poder' mundano de las armas de fuego y cuchillos de carne con sangre goteando.
Enséñales a tus hijos las realidades del mundo sí, pero, lo más importante, muéstrales las realidades de sus corazones y de los corazones de aquellos a quienes llaman 'los otros'. Permite que el juego actual de la violencia sirva para profundizar aún más tu convicción en este don eterno, inmutable que es la Presencia, la Presencia que siempre has conocido, y para confirmar nuevamente tu intención de parar toda violencia en ti mismo, para vivir como tú sabes que puedes vivir. No permitas que las noticias, o las historias que selectivamente se te presentan como noticias te distraigan de la Verdad. Honra a las víctimas. 
Recorre tu camino con coraje. Exprésate. Crea. Organiza. Apaga tu maldita televisión. Mantén tu vista en el objetivo real.
Jeff Foster


21 de octubre de 2015

SIMPLEMENTE SOY UNA APRENDIZ.

Soy Aprendiz de la Montaña que me enseña a escuchar más allá de la ilusión y que me recuerda mi tamaño.
Soy Aprendiz del Mar que con su majestuosidad me enseña la belleza, la sencillez y la capacidad de contener vida.
Soy Aprendiz del Fuego que me enseña sobre la voluntad y que hacer arder la pasión que siento por estas locas ganas de vivir.
Soy Aprendiz del Agua que me enseña la fluidez, la transparencia y a cambiar de estado de acuerdo al clima exterior sin perder mi esencia y mi cristal interior.
Soy Aprendiz del Viento que me enseña la inestabilidad de mis pensamientos, que me muestra como refrescar mi mente y aliviar mi alma.
Soy Aprendiz de la Tierra que me enseña que para cosechar hay que sembrar y que yo soy un campo fértil de lo que deposite en mi corazón.
No quiero ser tu maestra, porque yo soy una aprendiz, no quiero estar por encima tuyo porque al igual que tú, mi vida es una secuencia de prueba y error, pero tampoco quiero estar por debajo tuyo porque creo que cada quien deber seguir su camino, el de su propio corazón. Tan solo sueño con que algún día podamos caminar juntos, caminar juntas, unos al lado de los otros, para enseñarnos, amarnos, respetarnos, crecer y volar. Creo que todos estamos en la misma gran escuela llamada Vida, en el mismo salón o aula de clases llamado Planeta Tierra, más allá del proceso personal y del estado de consciencia o inconsciencia, todos somos compañeros de clases.
Por eso no me interesa que me sigas, no me interesa seguirte, tan solo quiero que aprendamos a volar juntos, que mi corazón se enfoque más en el amor y que mi mente le disminuya al show.
Laura Moreno
Fuente: lauritasinmiedo.blogspot.com


29 de septiembre de 2015

SOBRE LA VERDADERA AMISTAD.


La palabra 'amigo' - como la palabra "amor" o "Dios" - se ha vuelto casi sin sentido en estos días, vacía por el uso excesivo. Ha perdido su carácter sagrado, su belleza. La verdadera amistad no es un clic en Facebook. No se trata de una alabanza ciega. No se trata de cómo te hacen ver los demás. No se trata de una mercancía.  No es algo que decides hacer en tu día.
Es fácil decir "ahora somos amigos." Suena bien, positivo, reconfortante.
Y mucha gente obtiene su sentido de autoestima basándose en "cuántos" amigos tienen. O qué "tan a menudo" los busca la gente.  Porque vivimos en un mundo de cantidad, no de calidad. Estamos tan conectados, y sin embargo tan desconectados. Sólo a través del tiempo puedes descubrir quiénes son tus verdaderos amigos.  No lo sabrás hasta que ambos sean probados, una y otra vez
La verdadera amistad se forja en la hoguera de la experiencia.  Es un viaje, no un destino. Porque, ¿qué ocurre cuando el dolor y el malestar surgen?, porque sí que surgen.  ¿Se esconderán su dolor, su miedo, su ira, su tristeza mutuamente? ¿Se harán los desentendidos, se evitarán el uno al otro, o se distraerán?  ¿O le pondrán atención a su dolor? ¿Lo harán propio? ¿Lo compartirán entre ambos?  ¿Se seguirán conectando aunque sus corazones estén rotos y sensibles? ¿Podrían entrar ambos en el campo del amor, sin avergonzarse ni culpar al otro, sin juzgarse por sus pensamientos y sentimientos, sino mantenerse presentes, creando un cielo seguro, un santuario de amistad donde las energías más intensas puedan ser metabolizadas? Y no tratar de componerse mutuamente. Ni desde la culpa tratar de borrar el dolor del otro. Ni tratar de ocultar sus sentimientos, por miedo a perderlo a decepcionarlo o disgustarlo.  ¿Podrían escuchar sus puntos de vista, incluso cuando estén en total desacuerdo, honrar la forma en que estén procesando cada uno la realidad?  ¿Serías capaz de apoyar a tu amigo, y al mismo tiempo sentir su amoroso apoyo, para que la amistad se sienta recíproca, balanceada, no co-dependiente o necesitada?
¿Cuándo pierdes tu estatus, tu empleo, tu apariencia, tu salud; cuando tu éxito se convierte en fracaso; cuando las cosas no están yendo bien para ti, sigue tu amigo allí, para ti? ¿O de repente perdió el interés cuando tomaste un camino diferente, uno que no “aprobaba”?
¿Te quiere por lo que eres, no por lo que haces, o cómo lo haces ver a él, o por cuánto le das materialmente? ¿Es una conexión incondicional, forjada en los fuegos? Entonces, y sólo entonces, sólo quizás, podrías comenzar a usar la palabra “amigo”. Porque la amistad es sagrada, y excepcional, e infinitamente preciosa cuando la encuentras, a través de los años.

Jeff Foster
Fuente: /www.facebook.com/Jeff-Foster-en-español

22 de septiembre de 2015

CUANDO ME NECESITES....


Cuando me necesites, búscame en el silencio de tu noche te miraré a través de las estrellas y desde la luna escucharé tu voz, iluminaré tu rostro, me reflejaré en tu mirada y con una suave brisa te acariciaré.
Cuando me necesites, búscame en el murmullo del viento escucha sus sonidos, en ellos te hablaré, te susurraré un te quiero con las hojas, que rozan tu cuerpo, y en el suave aroma que despiden, un te extraño te regalaré.
Cuando me necesites búscame en el correr del río, entrégame tus miedos, que yo me los llevaré, te daré a cambio,mi Amor tan cristalino, y te bañaré en caricias al rozar tu piel. Cuando me necesites, búscame en las montañas, te sembraré el camino de capullos de algodón, para que sigas mis huellas, y encuentres mi vida
para unir nuestros deseos, y que me hables de tu amor.
Cuando me necesites, sólo tienes que pensarme, cerrarás tus ojos y a tu lado estaré
me enseñarás tu vida, aprenderé de tus silencios, y en ellos, como siempre, tu amor encontraré. Ya no tienes que llamarme, si estoy aquí a tu lado, donde quiera que vayas, junto a ti estaré, no me digas nada, solo tienes que sentirme...en un bosque, en la montaña, en el murmullo del viento y en las caricias que en el río yo dejé sobre tu piel.
Cuando me necesites ¡AQUÍ ESTARÉ!



LA ZONA DE INCONFORT.

¿A quiénes de vosotros les gustan las sorpresas?
Mentira, solo os gustan las sorpresas que queréis.
A las demás les llamáis problemas.
Tony Robbins.

Si yo fuera jefe de un ejército y esto fuera la Edad Media, si me encontrara con un castillo en lo alto de una montaña alejada, con foso, gruesas murallas y rodeado de guardianes, no huiría pensando “vaya rey tan poderoso”, daría orden de atacar diciendo “vaya un monarca tan acojonado”.
Tendemos a pensar que a más candados, más seguridad, y construimos nuestra vida en un espacio cerrado y bajo llave. Sin embargo, el ideal de seguridad es la ausencia de cerrojos. En lugar de trabajar por tener un buen sistema de seguridad, control y alarmas, quizás sería mejor hacerlo para lograr una vida de puertas abiertas que permita entrar las sorpresas. ¿Y si las cosas más bonitas aún no las hemos visto?
Es un error pensar que somos obras concluidas. Hacerlo es el principio del conformismo y de una existencia apagada: “yo es que soy así”, dirán. Cada vez sospecho más de aquellos que parecen muy seguros y cada vez admiro más a aquellos que saben decir sin esconderse “pues oye, no lo sé”. La seguridad es el traje favorito de la ignorancia. Aquel que apenas se sorprende y dice “es que yo he visto mucho”, en realidad lo que ha visto es poco. El mundo es demasiado grande para perder la capacidad de asombro.
Uno de los mayores síntomas de la búsqueda de seguridad es la obstinación por tener razón. Sin embargo, el mayor prodigio de nuestra mente no es tener razón, es ser capaces de cambiar de opinión o soportar la duda. Tener una mentalidad fija en un mundo cambiante es, cuanto menos, poco adaptativo. La grandeza de una persona no está en acertar, sino en aceptar el reto de crecer. Dar más importancia al aprendizaje que a nuestro ego supone un salto cualitativo, y un salto así nunca es al vacío.
“Aquel que apenas se sorprende y dice “es que yo he visto mucho”, en realidad lo que ha visto es poco”.
No hay mayor enemigo del crecimiento que el estatismo, la rutina y la cabezonería, del mismo modo que no hay mejores amigos de la creatividad que el movimiento, la experimentación y la humildad. Atreverse a crecer es una elección que evidencia uno de los más grandes actos de valentía. Es dar el paso para verse pequeño, para saberse poca cosa y para renunciar a ese ego de creernos el centro. Madurar es aprender que vale más no saber nada de un mundo enorme que saberlo todo de un mundo pequeñito. A fin de cuentas, ¿qué es más hermoso?, ¿creerse en el cielo y mirar desde arriba la tierra o saberse en la tierra y mirar desde abajo al cielo? (Importante recordar que la palabra humildad deriva del latín humus, tierra).
Dice Seth Godin que “la búsqueda de la respuesta correcta es enemiga del arte”. Quizás la mejor forma de pasar por la vida sea como un artista. Ellos saben que el milagro de nuestra humanidad no es tratar de ver las cosas como son, sino rebelarse para transformar el mundo, y que no hay arte sin riesgo. Lo que da belleza y valor a los acróbatas y trapecistas no es lo que hacen cuando están sujetos, sino cuando están en el aire. Son esas décimas de segundo las que convierten un ejercicio en espectáculo. Son esos leves instantes en el aire los que, aunque sean cortos, sirven para justificar que el hombre, si quiere, vuela.

No existe una sola esfera bañada totalmente por la seguridad. Todo cuanto tenemos es susceptible de ser perdido: tu pareja, tu familia, tu trabajo, tu dinero, tu vida. No hay forma de escapar, y la única forma posible de no sufrir es la completa negación a todo. El que no arriesga no… nada. Ni pierde, ni gana; ni sufre, ni ama. “La alternativa a la inseguridad no es el paraíso de la tranquilidad, sino el infierno del aburrimiento”, dice Zigmunt Bauman. El mundo no es un lugar cómodo y seguro, es un lugar incierto con sus picos y valles. Hace falta ser muy valiente para amarlo tal cual se presenta. Cualquier moneda que no tenga dos caras es falsa (y nos hace pobres).
Ante lo incierto, es normal sentir temor. En el mundo no están a un lado los que tienen miedo y al otro los que no –miedo tenemos todos–, están los que temen desde la orilla y los que temen desde la barca, los que aspiran a los tesoros y los que los dejan para otros.
Todo cuanto vale la pena está en la zona de inconfort, porque todo es la zona de inconfort. No se trata de si sales o no de tu zona de confort, sino de si tiras tus muros, miras a la cara a los acontecimientos y aceptas que lo único cierto es que todo es incierto. Crecer es alejar la valla; la plenitud, quitarla.
Mudarse a la zona de inconfort es mudarse a ‘El universo de lo sencillo’: es ser valienteatreverse a fracasar y pelear por no ser tu plan B; es aprender a soltardisfrutar del vértigo y vivir de forma que te duela marcharte. Mudarse a la zona de inconfort es descubrir que nada importa tanto como nos creemos y que solo somos unas pequeñas cosas en medio de la inmensidad, que tenemos las horas contadas y que lo mejor que podemos hacer es dejar de preocuparnos por cosas insignificantes, mirar la vida como un juego y empezar a divertirnos.
Por esto, tienes dos opciones: ir o no ir; salir o no salir. Si no vas es posible que no pase nada que valga la pena, pero también lo es que pase algo. Si no vas, si te quedas, puedes esperar a que te cuenten qué pasó y, quizás, alegrarte si no te perdiste nada. Ahora bien, si vas, es posible que no pase nada, pero también lo es que pase. Corre el riesgo, sal, di sí, porque tal vez no ocurra nada, pero tal vez aparezcan los mejores momentos de tu vida.
Pablo Arribas

Fuente: http://www.eluniversodelosencillo.com/

20 de septiembre de 2015

SI ELIGES AMAR A UNA MUJER DESPIERTA...

Si decides Amar a una mujer despierta, entiende que estás entrando en un territorio nuevo, radical y desafiante. Si decides Amar a una mujer despierta, no puedes quedarte dormido. 
Si decides Amar a una mujer despierta, cada parte de tu alma será despertada, no sólo tus órganos sexuales sino incluso tu corazón.
Francamente, si prefieres una vida normal, sigue con una chica normal. Si quieres una vida dócil, sólo busca una mujer que se ha permitido a sí misma ser domesticada.  Si sólo deseas sumergir tu dedo del pie en las aguas que fluyen de Shakti, quédate con la mujer segura, domesticada que todavía no se ha sumido en el desenfreno del océano Sagrado Femenino.
Es cómodo Amar a una mujer que todavía no ha activado sus poderes sagrados interiores, porque ella no aprieta tus botones. Ella no te pondrá a prueba. Ella no te presiona para convertirte en tu más alto Ser. 
Ella no va a despertar las partes olvidadas y entumecidas de tu
Espíritu que te instan a recordar que hay más para tu vida aquí que esto.
Ella no va a mirar en tus ojos cansados y enviarte un rayo de Verdad a través de tu cuerpo, sacudiéndote despierto y agitando tus deseos perdidos hace mucho tiempo por el Amor de Almas dentro de ti.
Una mujer dormida, seguro, será maravillosamente satisfactoria y relajante para tu ego, corazón y cuerpo. Ella va a caminar en silencio junto a ti y te hará sentir necesitado, responsable, como que estás cumpliendo con tu papel masculino.
Si esto es suficiente para ti, entonces acéptalo, Ámala con todo tu corazón, permanece fiel a ella y dale las gracias todos los días por el don de su leve, no amenazante presencia femenina en tu vida.
Si esto no es suficiente para ti - si tu corazón, cuerpo y espíritu sólo están anhelando el "otro tipo de mujer". Aquel salvaje - entonces debes saber que estás en la cúspide de la transformación del alma.
Si decides entrar en el aura y el cuerpo de una mujer cuyo incendio espiritual está ardiendo, estás aceptando que necesitas un cierto nivel de peligro y de riesgo con el fin de crecer. Una vez que empiezas a Amar a una mujer de esta naturaleza, debes aceptar la responsabilidad total de los cambios de vida que luego derivarían.
Tu vida no será cómodamente adormilada todo el tiempo. Tu vida no va a permitirte que te quedes atrapado en surcos viejos y rutinas estancadas. Tu vida tomará un radicalmente nuevo sabor y aroma. Vas a ser encendido por la presencia de lo femenino salvaje, y comenzará a enviar ondas de shock eléctrico de luz espiritual a través de tu sistema de chacras entero, que te sintonizarán con la convocatoria de la Divinidad.
La elección de ser sexualmente y románticamente-íntimo con una mujer despierta, necesita de coraje masculino para caminar sin miedo a lo desconocido. Pero vas a cosechar recompensas más allá de la comprensión de tu mente.
Ella te llevará a mundos desconocidos de misterio y magia. Ella te llevará, hipnotizado y medio borracho de Amor, dentro de los bosques salvajes de éxtasis sensual y asombro. Ella te mostrará cielos sagrados tan llenos y ardientes de estrellas que vas a empezar a preguntarte si todavía estás viviendo en el mismo planeta en el que naciste. Ella va a romperte y rasgarte para que tú feroz, corazón apasionado te vuelva medio loco de deseo. Tendrás que consumirla y penetrarla en todos los niveles para que tu esencia masculina pueda consumir y penetrar el mundo - iluminar el universo con tu Amor devoto.
Ella te verá como nunca has sido visto antes. Ella va a confiar en ti. Ella te apreciará. Ella va a reconocer tus esfuerzos para hacerla feliz. Ella va a valorar todo lo bueno que haces, y todo lo bueno que eres. Ella no va a escapar de tu oscuridad, porque tu oscuridad no la asusta. Ella va a abrazarte, besarte, acariciarte y Amarte de vuelta a la vida. Ella hablará palabras que tu alma entiende. Ella no te castigará por tus errores.
Es un riesgo monumental Amar a una mujer despierta, porque no hay de repente lugar para esconderse. Ella lo ve todo, por lo tanto ella puede Amarte con una profundidad y presencia que tu corazón y cuerpo han anhelado mucho, por tanto tiempo, tan ferozmente... que te preguntarás si realmente has estado vivo durante todo el tiempo que has estado fuera.
Amar a una mujer como esta es una opción que eliges para empezar a vivir con tu alma en llamas. Tu vida nunca volverá a ser lo mismo una vez que hayas invitado a su energía en ti.
Toma este riesgo en ti mismo, o da un paso atrás, quédate con la chica normal y acepta una vida segura, diferente, más cómoda y algo más tranquila.
Sólo asegúrate de que si eliges esta última, no te pases el resto de tus días con los ojos mirando hacia atrás sobre tu hombro, tratando de ver una vez más la visión borrosa del Misterio Femenino que ahora ha desaparecido de tu vista…ella se ha ido hace un largo tiempo, de vuelta a las estrellas, las galaxias distantes y los cielos... desde donde ella vino.

Autor desconocido

13 de septiembre de 2015

¡ENCIENDE TU LUZ HASTA EL 11!

Cuando alguien te insulta, o te reduce a una cosa, cuando te dan un consejo que no solicitaste, cuando te echan la culpa por su dolor, cuando no te escuchan, y sólo hablan de ellos mismos, cuando te comparan con los demás, cuando te ignoran, invalidan, juzgan o se burlan de tus pensamientos y sentimientos.
Detente. Respira.
Recuerda que es su dolor, no el tuyo. Recuerda que ellos están soñando el único sueño que pueden soñar hasta que despierten. Recuerda que no te conocen a ti, sólo a su propia fantasía.
Tal vez a ellos les resulte demasiado difícil amarse a sí mismos. Tal vez ellos busquen su valía en el exterior. Tal vez ellos estén desconectados de su aliento, de su cuerpo, de su preciosa vitalidad, de su verdadera vocación. Tal vez ellos viven en un mundo dualista donde hay bueno y malo, correcto e incorrecto, éxito y fracaso. Tal vez ellos olvidaron la simple alegría de vivir. Tal vez tú entiendas esto. Tal vez tú has estado donde ellos han estado.
No trates de cambiarlos ahora. Quizás nunca cambien. No intentes corregirlos. Ellos no están pidiendo ser corregidos.  Cuanto más presiones, más se alejarán de ti. No te enredes en su urdimbre de tristezas. Ve con claridad, incluso ten compasión, pero no presiones.
Está bien que ellos se sientan molestos. En verdad que sí. Dales espacio para que se sientan molestos. Está bien que se sientan decepcionados de ti. Dales espacio para que se sientan decepcionados. Está bien que te juzguen. Abre un espacio para sus juicios, también.
¡Dale cabida a tus propios pensamientos y sentimientos!
Permítete sentirte triste, enojado, culpable, desconfiado. Deja que todas esas valiosas energías te bañen por dentro. No te harán daño, si les permites moverse. Sí, conocerás a muchos guardianes en este viaje.
Recorre tu camino de todos modos, y permite que los demás recorran el suyo. No tienes que justificar tu camino, ni defenderlo. Mantente cerca de ti mismo en estos tiempos difíciles. No luches contra la oscuridad; no tiene ningún poder de todos modos. Simplemente enciende tu luz hasta el 11.
Jeff Foster
Fuente: Jeff Foster en español (Facebook)




LAS ARRUGAS DE LA RISA (CUENTO)

Hay gente con la que la vida se ensaña, gente que no tiene una mala racha sino una continua sucesión de tormentas. Casi siempre, esa gente se vuelve lacrimosa. Cuando alguien la encuentra se pone a contarle su desgracias hasta que otra de sus desgracias acaba siendo que nadie quiere encontrársela.
Esto último no le pasó nunca a la tía Ofelia, porque a ella la vida la cercó varias veces con su arbitrariedad y sus infortunios, pero mi tía jamás abrumó a nadie con la historia de sus pesares. Dicen que fueron muchos, pero nadie sabe siquiera cuántos, y menos las causas, porque ella se encargó de borrarlos cada mañana del recuerdo ajeno.
Era una mujer de brazos fuertes y expresión juguetona, tenía una risa suave y contagiosa que supo soltar siempre en el momento adecuado. En cambio, nadie la vio, jamás, llorar.
A veces le dolían el aire y la tierra que pisaba, el sol de amanecer, la cuenca de los ojos. Le dolía como un vértigo el recuerdo y como la peor amenaza el futuro. Un tiempo despertaba a media noche con la certidumbre de que se partiría en dos, segura de que dolor se la comería de golpe. Pero apenas había luz para todos, ella se levantaba, se ponía la risa, se acomodaba el brillo en las pestañas y salía a convivir con los demás como si los pesares la hicieran flotar.
Nadie se atrevió nunca a compadecerle. Era tan extravagante su fortaleza, que la gente empezó a buscarla para pedirle ayuda. ¿Cuál era su secreto? ¿Quién amparaba sus aflicciones? ¿De dónde sacaba el talento que la mantenía erguida frente a las peores desgracias?
Un día le contó su secreto a una mujer joven cuya pena parecía no tener remedio:
“Hay muchas manera de dividir a los seres humanos”, le dijo. “Yo los divido entre los que se arrugan para arriba y los que se arrugan para abajo. Y quiero pertenecer a los primeros. Quiero que mi cara de vieja no sea triste, quiero tener las arrugas de la risa y llevármelas conmigo al otro mundo. Quién sabe lo que habrá que enfrentar allá.”
Ángeles Mastretta D (Mujeres de ojos grandes, Seix Barral, 1990.)
Fuente: zonalibreradio1.wordpress.com


2 de septiembre de 2015

APRENDÍ.

Aprendí estos últimos años sobre la urgente necesidad de desaprender todo lo que he aprendido.
Aprendí que las mujeres no somos aquello que yo creí que éramos.
Aprendí que Dios no era Padre, es decir ese hombre de barba que mete culpa del cual tanto me hablaron. Si, lo aprendí estos últimos años.
Aprendí que consumimos para calmar nuestra angustia.
Aprendí que estamos devastando los ecosistemas de nuestra Tierra de un modo tal que ya hemos puesto en riesgo de vida inclusive a nosotros mismos.
Aprendí que los árboles para muchos son una molestia, porque dan trabajo y arruinan veredas, y que aun entonces falta mucho por aprender.
Aprendí que personas que nunca vi en persona, pueden darte la mano, y rescatarte en tu noche oscura del alma.
Aprendí que esa "gente mala" es gente muerta de miedo y que nunca recibió Amor.
Aprendí que las revoluciones si no pasan por uno mismo ante todo, poco van a cambiar el mundo.
Aprendí que la realidad que me rodea en mis vínculos más cercanos, es en gran parte responsabilidad mía.
Aprendí que los animales no son seres inferiores y que los zoológicos son cárceles.
Aprendí que está en nosotros y cada uno cambiar la realidad que no nos gusta, porque esta no existe en el afuera sino en la medida que nosotros mismos permitimos que exista.
Aprendí que si no traemos a la conciencia lo vivido y no aceptado, esto reaparecerá como enfermedad o seguirá repitiéndose indefinidamente. Aprendí que si no me quiero a mi misma, mis "te quiero" a los otros serán posiblemente superficiales.
Aprendí que los niños necesitan otro tipo de educación, especialmente una que involucre el aprendizaje de sus emociones, y la ecología.
Aprendí que mucho de lo que DECIMOS son repeticiones de cosas que NOS DIJO ALGÚN OTRO, y que si no son elegidas a conciencia ahora de adultos, nuestra lengua simplemente es "movida" por un titiritero que nos dirige inconscientemente.
Aprendí que la PALABRA es sagrada y crea realidades.
Aprendí que tengo permitido perdonarme y que al hacerlo, eventualmente dejare de sentir la necesidad de criticar.
Aprendí que la vida no es amenazante sino una danza perfecta en donde cada uno tiene su lugar y razón de ser.
Aprendí muchas cosas más que me son imposibles de enumerar aquí, y aprendí que aún tengo mucho por aprender. Y por sobre todo aprendí que no podemos arrancar una flor sin perturbar una estrella.
M u j e r A r b o l αεյαηdrα ßαdrïςh


19 de agosto de 2015

LA NUEVA ESPIRITUALIDAD.

¿Qué es la espiritualidad? 
Es encender incienso. Es sentarse a los pies del gurú. Es caer en las profundidades de la meditación. Es repetir mantras. Es vestir de blanco, hablar pausada y aterciopeladamente. Es ir al baño y sentir un alivio en la barriga. Es retorcerse de dolor en una cama de hospital, respirar, sufrir, llorar, respirar. Es perder a alguien que se quiere mucho, es un corazón desgarrado, pero sintiendo la vida en él, es inclinarse ante el misterio. Es decir las cosas incorrectas, cometer un error memorable, derrumbarse, sentirse libre. Es renunciar a tu gurú. Es abandonar tu culto. Es terminar la meditación, bailar en la calle, comer una pizza. Es botar tus ideas de segunda mano acerca de lo que es 'espiritual' y lo que no lo es. Ya no se trata de encajar en un club. Eres tú, perfecto en tu imperfección, fabuloso con tus defectos.  Es el Ahora, sagrado en su cotidianeidad, ardiendo con presencia. Es una insurrección de originalidad. Es la muerte; la muerte de las falsas esperanzas, de las pretensiones, de las promesas. Es la vida, exactamente como es, nada añadido, nada suprimido. ¡Tú eres el milagro!
Jeff Foster

Fuente: Facebook “Jeff Foster en Español”

3 de agosto de 2015

¿QUÉ ES LA TERAPIA RADIÓNICA?

La Radiónica es una terapia exquisitamente acuariana, absolutamente no invasora, y capaz de conseguir resultados espectaculares tanto sobre los seres humanos como sobre los animales y las plantas. Con la Radiónica se pueden hacer análisis y terapias a distancia. 
El análisis, que se basa en la sensibilidad radiestésica, en profundos conocimientos esotéricos y científicos, y en instrumentos especiales, le permite al operador radiónico de hacerse un cuadro completo de las condiciones físicas, emocionales y energéticas del paciente. En efecto es posible llevar a cabo el análisis de los cuerpos sutiles y de los chakras, de las condiciones psicológicas y de toda la estructura física del sujeto. Es muy importante la búsqueda de las causas que han llevado a los trastornos de los que se queja el paciente. Estos pueden ser de tipo psicológico, físico (toxinas, radiaciones, venenos, infecciones, anomalías, etc.) o energético. 
La posibilidad de observar desequilibrios todavía no somatizados o detectables físicamente hace de la Radiónica un método muy importante del punto de vista de la prevención, y el poder investigar y explorar zonas inaccesibles a los análisis corrientes hace de esta técnica un medio de investigación interesante. 
Al igual que el análisis, la terapia se hace a distancia, utilizando un testigo del paciente (un mechón de pelo, unos pelos de animal, hojas u otras partes de una planta, una foto), y utilizando instrumentos radiónicos en los que se introducen las frecuencias equilibradoras específicas, que pueden ser las de la estructura energética y física y de sus enfermedades, o las de los remedios homeopáticos, flores de Bach, piedras, colores, vitaminas, condiciones psicológicas, minerales hormonas, enzimas, etc. 
La Radiónica puede aliviar o resolver muchas enfermedades. Es fácil comprender la importancia de la radiónica en los casos de urgencias, por ejemplo para parar una hemorragia, eliminar un shock físico o emocional, quitar la inflamación de un órgano o de un nervio, dar energía vital, reparar una fractura o un desgarro. Y todo ello sin necesidad de ver al paciente, que puede encontrarse tanto en la habitación de al lado como al otro lado del mundo, y que a menudo puede sentir inmediatamente la mejoría. 
El tratamiento radiónico puede ser muy breve (pocos días) o durar algunos meses, según sea la gravedad de la patología, pero en cualquier caso el paciente no tendrá nunca la necesidad de salir de su casa para ver al terapeuta. 
Daremos unos ejemplos:
Con la Radiónica es posible para una terapeuta italiano tratar a una persona que se encuentre en Australia y que se haya puesto en contacto con él, por ejemplo, para buscar alivio a un fuerte estado de ansiedad, utilizando unos cabellos y sin moverse de casa. La terapia consistirá en enviarle al paciente, por medio del instrumento sobre el que se ha depositado el testigo, esta serie de “instrucciones energéticas”: Calma en el subconsciente, elimina el ansia y el estrés nervioso, azul y seguridad para el cuerpo astral, Red Chestnut en el plexo solar, etc. 
En otro caso, a un paciente americano, fatigado y anémico, le podría enviar igualmente por medio de sus instrumentos, y después de haber valorado cuidadosamente y comprendido la situación personal y única de ese paciente: Vitamina B12 para la sangre, energía vital, energía en la suprarrenales y la tiroides, aumento de los glóbulos rojos, asimilación del hierro, eliminación de toxinas y cansancio, Gorse para el cuerpo etérico, eliminar el bloque emocional del chakra del corazón, etc. 
De la misma manera se puede tratar rápidamente y con gran efectividad un caballo para que mejore sus prestaciones durante las competiciones o el entrenamiento, o para resolver eventuales problemas psicológicos, como un exceso de ansiedad o nerviosismo, o físicos, como torceduras o estiramientos de los delicados tendones de las patas, o fracturas y desplazamientos de las vértebras del cuello; o un gato que tenga cistitis, eliminando la bacteria que le produce la infección de la vejiga o normalizando la función de los riñones; o en un perro demasiado agresivo o demasiado celoso, o que tenga por ejemplo artrosis de las patas posteriores o hepatitis. 
Las plantas del jardín o de interior, y los cultivos más extendidos, a menudo necesitan tratamientos psicológicos apra crecer lozanos y defenderse de manera apropiada de las plagas. También las plantas tienen centros energéticos, y hay numerosas frecuencias contra las plagas y las patologías que pueden atacarlas, y otras para fertilizar el suelo.

Fuente: www.radionica.it

27 de julio de 2015

A LOS QUE SON MÁS SENSIBLES.

¡No te avergüences de tu sensibilidad! 
Te ha traído muchas riquezas. Eres capaz de ver lo que otros no ven, sentir lo que otros se avergüenzan sentir. Eres más abierto, menos indiferente. Te resulta más difícil hacerte de la vista gorda. Tú no has cerrado tu corazón, a pesar de todo.
Eres capaz de aceptar las altas más intensas y las bajas más oscuras en tu amoroso abrazo. (Sabes que ninguna te define. Que todo pasa. Que eres un cuenco cósmico.)
¡Celebra tu sensibilidad! 
Te ha mantenido flexible y abierto. Te ha permitido estar cerca del milagro. Y la presencia consciente brilla en ti con toda intensidad. No te compares con los demás. No esperes que ellos te entiendan. Sin embargo, sí puedes enseñarles: 
Que está bien sentir, profundamente.
Que está bien no saber. 
Que está bien jugar en el borde más crudo de la vida.
La vida podrá parecerte “dura”, a veces, y a menudo sientes que te puede abrumar. Pero es aún más duro reprimir tus abrumadores dones.
A los que son más sensibles: 
¡Traigan un poco de dulzura a este cansado mundo!
¡Sigan brillando con sensibilidad valiente!
¡Ustedes son los portadores de la luz!
Jeff Foster
Fuente: Facebook: Jeff-Foster en español



23 de julio de 2015

LAS TRAMPAS DEL EGO.

“Si crees que es más "espiritual" andar en bicicleta o utilizar el transporte público para moverse, eso está bien, pero si juzgas a alguien que conduce un auto, entonces estás en una trampa del ego.
Si crees que es más 'espiritual' no ver la televisión porque crea problemas en tu cerebro, eso está bien, pero si juzgas a quienes todavía la ven, entonces estás en una trampa del ego.
Si crees que es más "espiritual" evitar chismes o los medios de comunicación, pero juzgas a aquellos que leen estas cosas, entonces estás en una trampa del ego.
Si crees que es más 'espiritual' hacer Yoga, convertirse en vegetariano, comprar solo alimentos orgánicos, comprar cristales, reiki, meditación, usar ropa "hippies", visitar templos y leer libros sobre iluminación espiritual, pero enjuicias a quien no hace esto, entonces tu estás atrapado en una trampa del ego.
Estar siempre consciente para sentirte superior. La idea de que tú eres superior es la indicación más grande que te encuentras en una trampa de tus egos. El ego quiere venir a través de la puerta de atrás. Tendrás una idea noble, cómo empezar el yoga y luego se tuerce para servir a su objetivo de sentirte superior a los demás. Empezarás a menospreciar a aquellos que no están siguiendo tu "camino espiritual".

Superioridad, juicio y sentencia. Estas son las trampas del ego.”
Mooji

17 de julio de 2015

¿POR QUÉ SIGO SOLTERA, PERO NO SOLA?

No es que no pueda encontrar a un hombre que me ame, el problema real es encontrar un hombre que yo ame.
Han pasado los años y he tenido algunas relaciones, unas mejores que otras y no puedo negar que sí estuve enamorada de uno de ellos, pero el problema siempre es el mismo, no me termina de fascinar, no me cautiva,
otro de los problemas es que los hombres piensen que las mujeres nos enamoramos en 2 días y eso, no pasa ni aquí ni en China.
No me preocupa enamorar a alguien, eso es fácil, me preocupa que nadie logre enamorarme a mí; no sólo conozco lo que soy; justo en esta etapa de mi vida ya no dudo de lo que hago o pienso, me he tomado el tiempo suficiente para descubrir quién soy y qué es lo que quiero. Necesito a alguien que este seguro de sí mismo y de lo que quiere para su vida y no sólo eso, que vaya por eso. Un hombre que sepa quién es y cuánto vale sin ser engreído y presumido, alguien a quien no le importe estar a lado de una mujer más fuerte que él.
No me preocupan mis ideas ni lo que creo, me preocupan tus ideas. Sé quién soy y qué es lo que quiero; conozco mis valores e ideales, tengo pasiones e ideas que no cambiarán. No busco a alguien que sea como yo, qué flojera, quiero a alguien a quien respetar y admirar, alguien de quien pueda aprender.
No me preocupa mi pasado, me preocupa lo que tú llevas arrastrando. Tengo mis cosas bajo control, traigo cosas conmigo, como todos pero puedo llevarlas sin problema. No me niego a aceptar que mi pasado está ahí. No necesito a un hombre que no pueda aceptar lo que trae cargando, quiero a alguien que las asuma y reconozca lo que aprendió.
No me preocupa estar sola, lo que de verdad me preocupa es estar con la persona equivocada. Claro que puedo estar sola, de hecho es algo que me gusta. No comenzaré a salir con alguien sólo por llenar un vacío, como esas personas que no saben lo que quieren y se quedan con lo que les llega primero; decidí que no estaría con alguien más hasta encontrar a alguien que de verdad me fascine.

No estaré con un hombre sólo porque es mejor eso que nada; necesito saber que lo que voy a empezar será tan bueno y auténtico como la relación conmigo misma.


Fuente: elementos.com.pe

14 de julio de 2015

EL LLAMADO DE LA DEPRESIÓN…

La depresión no es lo que crees. Se trata de una ruptura sumamente necesaria de todo aquello que es de segunda mano en tu vida, de todo aquello que no has comprobado, de todo aquello que has dado por hecho. Es una invitación para que te contactes con lo Nuevo. Para que te arriesgues. Para que vivas. Para que ames en una forma que sabes que es posible para ti. Para que dejes de fingir.
Se trata de la oportunidad, de perder la fe en todos los significados que se te dieron, en todos los valores de segunda mano, en todas las creencias que alguna vez usaste para protegerte de tu experiencia inmediata, íntima, y una invitación para que te encuentres cara a cara con la vida, al desnudo. Es una oportunidad para sentirte dispuesto a perderlo todo.
Palabras como “compromiso”, “relaciones”, “deber”, “amor”, “iluminación”, incluso “felicidad”, de pronto suenan demasiado vacías, demasiado lejanas de nuestra experiencia de vida. Ellas siempre fueron algo distantes, éste es el secreto: Siempre estuviste viviendo de PALABRAS, tomaste las PALABRAS como dioses o como metas, y en realidad nunca tocaste la vida que sabías que era posible. 
¡Esa era la “depresión”!… tu imaginada separación con todo lo que está vivo dentro de tu corazón.
Pero recuerda que la vida viene antes que las palabras, amigo. El mundo de las palabras, pensamientos, significados, debe disolverse. Se trata de un mundo falso, un mundo dual, un mundo vacío y falto de amor. Este mundo jamás fue tu verdadero hogar.
Así que ¡aflígete por este mundo perdido! ¡Llora por el fallecimiento de tu falso hogar, sí! Pero sabe que no hay nada malo contigo – son sólo sueños lo que está muriendo, sólo fantasías que se están consumiendo en el fuego de la Verdad, y una nueva vida, una vida mucho más creativa está emergiendo de las cenizas de todo lo viejo.
La depresión no es una patología, date cuenta, no es algo “negativo”, y ciertamente no es algo que esté “mal” (porque el universo nunca comete errores), es más bien el incomprendido camino de los valientes. Es un camino espiritual que exige todo de nosotros. Necesita que nos detengamos, que realmente hagamos un alto, y que veamos la vida de frente. Que nos cuestionemos todo, absolutamente todo, y que no creamos nada que no esté vivo dentro de nosotros. Que descubramos lo que en realidad somos, más allá de todas las historias. Que terminemos esa dependencia fundada en el temor a las autoridades externas y que confiemos en nosotros mismos por primera vez. Que recordemos nuestra verdadera naturaleza y que dejemos de estarnos disculpando por todo aquello que está vivo en nosotros.
No mediquemos nuestra “depresión”, adormeciéndonos y haciéndonos cada día más dependientes de lo que ya somos. ¡No somos ningunos esclavos! Dejémonos abrir, permitamos que el estatus quo se desmorone y abrámonos a una experiencia plena de vida, incluso si esto duele. Abracemos la alegría y el dolor de la existencia, la seguridad y la duda, la felicidad y el aburrimiento
Permitámonos ser la inmensidad en donde todo puede surgir y desaparecer. Descansemos del agotador juego de buscar algo que jamás podremos encontrar en el tiempo o en el espacio, y dejemos de pretender que la “depresión” es algo más que una cierta clase de conversación con la vida.
Entendamos el profundo llamado de la depresión y terminemos con el miedo que algún día le tuvimos, de una vez por todas.
Jeff Foster





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...